Login

EVANGELISMO

Jesús en su recorrido por las ciudades y aldeas ve a su pueblo, los miró desamparados "como ovejas sin pastor", entonces sintió compasión y dedicó su vida a promover el cambio de esa condición.
La referencia está en Mateo 9:35-38:


Jesús recorrió todas las ciudades y aldeas de esa región, enseñando en las sinagogas y anunciando la Buena Noticia acerca del reino; y sanaba toda clase de enfermedades y dolencias. Cuando vio a las multitudes, les tuvo compasión, porque estaban confundidas y desamparadas, como ovejas sin pastor. A sus discípulos les dijo: "La cosecha es grande, pero los obreros son pocos. Así que oren al Señor que está a cargo de la cosecha; pídanle que envíe más obreros a sus campos".



El Señor requiere que la iglesia, nosotros, nos acerquemos a quienes Dios nos llama a servir y alcanzar. Eso nos permite estar más conscientes de la realidad de las personas y asumir decididamente una renovada actitud de ver y actuar con el amor compasivo de Dios. Este amor no evade ni ignora; no escapa ni se indigna; siempre nos acompaña y nunca es indiferente.